7 Mitos de las Franquicias en Venezuela

#1 “Quiero ser mi propio jefe”

En un modelo de negocios como las franquicias, el franquiciado -aún cuando es quien realiza la totalidad de las inversiones para la instalación y puesta en marcha del negocio-,  no es su propio jefe y no puede tomar decisiones importantes; ya que está obligado contractualmente a seguir las indicaciones y recomendaciones que le haga la empresa franquiciante, respetando las políticas de la franquicia, con el fin de garantizar la estandarización de los productos/servicios de la red.

 

#2 “No quiero correr riesgos / Quiero el éxito asegurado”

En el mundo de los negocios los riesgos siempre estarán presentes, las franquicias ofrecen modelos de negocio en donde estos riesgos si bien están presentes, se reducen al tomar en cuenta que la cuerva de ensayo y error fue superada, partiendo que la empresa franquiciante supero este proceso de aprendizaje.  Si una persona no comprende este principio de los negocios, no debería emprender. La franquicia puede ayudar a disminuir el riesgo de entrada a un negocio, pero no puede de ninguna forma asegurarle a sus franquiciados que tendrán éxito. El éxito es una combinación de buena gerencia, correcta ubicación y la selección de un concepto atractivo.

Estadísticas mundiales indican que 7 de cada 10 negocios que se emprenden por iniciativa independiente no superan los 5 años de existencia, a diferencia de las franquicias donde 7 de cada 10 negocios establecidos por esta vía, superan los 5 años. Venezuela no escapa de esta realidad.

 

#3 “Ya no quiero trabajar”

La franquicia no es una fórmula mágica para hacer dinero, ni funciona por sí sola mediante un control remoto, requiere en la mayoría de los casos de la operación y/o supervisión directa del Franquiciado, ratificando el popular dicho comercial “El que tenga una tienda, que la atienda… sino que la venda”.

Existen algunos sistemas de franquicias (son realmente muy pocos) que aceptan la figura de “inversionista pasivo”, en cuyo caso el Franquiciado no participa de forma alguna en la gestión directa del negocio, la cual es subrogada al franquiciante. Analice cual es la modalidad más adecuada a su disponibilidad.

 

#4 “El franquiciante resolverá todos mis problemas”

En realidad el franquiciante transfiere su modelo de negocios a sus franquiciados, apoyado en capacitación inicial  y manuales, y luego de la apertura de las tiendas a través de asistencia técnica continua y supervisión constante. Se trabaja bajo un colectivismo empresarial, donde muchas mentes trabajando en pro de un mismo negocio, resulta en soluciones más eficientes para los problemas e inconvenientes que puedan surgir. El éxito de una tienda en particular, se refleja como el éxito colectivo de la cadena, igualmente sucede con el fracaso.

 

#5 “Adquiero la franquicia para aprender el negocio y luego independizarme”

La Ley de la Propiedad Intelectual vigente; “El franquiciado deberá guardar durante la vigencia del contrato y, una vez terminado éste, la confidencialidad sobre la información que tenga dicho carácter o de la que haya tenido conocimiento y que sean propiedad del franquiciante, así como de las operaciones y actividades celebradas al amparo del contrato”

Cuando se suscribe un contrato de franquicia que contiene un acuerdo de no competencia, éste se hace jurídicamente válido por el hecho de que al reproducir o copiar el modelo de negocios que le fue transferido para efectos de la franquicia,  necesariamente se puede inferir que se han revelado secretos y por lo tanto violado acuerdos de confidencialidad, por lo que el franquiciante podrá ejercer las acciones legales a que haya lugar.

El marco jurídico de la franquicia en Venezuela protege adecuadamente los derechos de propiedad intelectual del franquiciante, al final; es la empresa franquiciante quien transfiere su fórmula exitosa de negocios a una persona, y evitar las situaciones donde el franquiciado se convierta en un competidor directo.

 

#6 “El requisito principal es tener el capital”

Contar con el capital necesario para  adquirir una franquicia, es sólo una parte de los requisitos; el potencial franquiciado debe además reunir una serie de características personales que le permitan reproducir con éxito el modelo de negocios que le transferirá el franquiciante, debe contar con las habilidades, destrezas y competencias adecuadas al tipo de negocio que gestionará y operará como franquicia, en resumen, debe cumplir con el perfil establecido por la franquicia para los inversionistas que muestren interés en su concepto.  Otro requisito fundamental, es el local comercial donde operara la franquicia, que su vez completa el llamado trípode de las franquicias, el cual está compuesto por: i) Inversionistas/Franquiciados ii) Empresa franquiciante/Franquicia    iii) Local comercial, elementos indispensables para llevar a cabo el negocio, al faltar alguno de los 3 se cae el proyecto.

 

#7 “No todas las franquicias son de EE.UU”

Tradicionalmente las franquicias estadounidenses son conceptos que forman parte de las primeras etapas del nacimiento de las franquicias en los diferentes mercados, representando muchas veces sinónimos de la palabra franquicia con marcas internacionales, y en mucho de los casos con directamente relacionado con la comida rápida. Pero la realidad es que en Venezuela es que las marcas nacionales superan a las marcas extranjeras, con una relación de 64% franquicias venezolanas a un 36% franquicias extranjeras, característica particular de los mercados denominados “maduros” de franquicias, donde las franquicias locales superan a las internacionales.

En el siguiente grafico podemos ver el origen por país de las franquicias operativas en Venezuela: