10 causas por las que los emprendedores fallan

Una persona que reconoce una oportunidad, organiza los recursos y la obtiene; es un emprendedor, es muy común denominar así a las personas que comenzarán una nueva empresa o marca.

Los emprendedores deben ser personas:

  • Con iniciativa y orientación para la acción, es decir, que actúen para que sus ideas no queden sólo en pensamientos.
  • Perseverantes, darle dedicación total a su idea de empresa o marca.tips_utiles_para_el_emprendedor_intelectual
  • Con habilidades para establecer y alcanzar las metas, sabiendo que los objetivos que se establezcan deben ser realistas, medibles con el tiempo.
  • Con capacidad para reconocer y sobretodo resolver los problemas que se presenten, esto es muy importante para los emprendedores, no se dejan agobiar por lo grande que pueda ser el problema, lo atacan y busca cualquier solución.
  • Con aptitud para pedir ayuda, si es necesario que alguien les ayude en algún problema en el cual se ve afectado su objetivo, no dudan en pedir ayuda.
  • Capaces de aprender de sus errores y de sus éxitos, no se critican ni se ponen con actitudes negativas ante un error, aprovechan para analizar los errores y los usan para mejorar.
  • Con confianza y seguridad en si mismos, el fracaso no es algo en lo que piensan, al contrario están muy sumergidos en alcanzar las metas que se propusieron.
  • Con tolerancia ante la intolerancia y la ambigüedad, se toman los cambios como un desafío y optando decisiones acertadas ante ese cambio o condiciones en las que no sabrá que pasará.

 

Sin embargo, aunque los emprendedores tengas características tan positivas y así deberían ser todos aquellos que quieran comenzar una empresa, cuando se esta empezando en el competitivo mundo de los negocios, aún con las ideas frescas y con la prisa de comenzar los antes posible sin medir o analizar nada, siempre hay que tener en cuenta los errores o posibles problemas, bien sea de lo que les ha sucedido en el proceso o fallas que se conozcan de otros y corregirlos a tiempo.

Esto se debe tener en cuenta, debido a que, un  nuevo emprendedor puede tener éxito o fracasar a los pocos años o meses de haber iniciado su negocio, y las estadísticas indican que de 10 empresas nuevas 8 fracasan antes de cumplir los primeros 5 años, esta estadística ayuda a estar más conscientes de que se deben tener anticipadas todas las consecuencias o fallas que puedan venir, debido a que el estar nuevos en el mundo de los negocios y querer tener éxito lo más rápido que se pueda se le presentan fallas o se les escapan detalles importantes en la construcción de la empresa.

Pero sabiendo que los emprendedores tiene la característica de convertir un fracaso o error en una posibilidad de aprender y levantarse, no se les hará muy difícil corregir esas fallas o mejor anticiparlas, pero es mejor si se les advierte cuáles son los motivos. Debido a esto nombramos las 10 causas por las que los emprendedores fallan:

  1. No tener un Plan de negocios escrito: esta es la mejor manera de transformar su idea en negocio, aunque las personas crean que es método inútil, servirá como disciplina inicial para que comience con buen pie su negocio.
  2. Modelos sin ingresos: debe tener en cuenta que todas las empresas o productos tienen que generar ingresos, hasta las empresas sin lucro lo tienen que son las donaciones, con el fin de financiar los costos operativos, porque si su producto o serviciotrabajo-autónomo es gratuito no durará mucho.
  3. Oportunidades de negocio limitadas: se debe tomar en cuenta que no hay suplente para la investigación de mercado, es necesario porque una encuesta a los familiares y amigos no funciona para saber si el producto realmente dará resultados positivos en el mercado. Recordando que no porque se piense apasionadamente en el producto o negocio es necesario para los demás eso ya lo hará exitoso, al contrario todo dependerá de muchos factores.
  4. No poder llevarlo a cabo: la ejecución es lo más importante, porque la idea sola no vale nada ni será exitosa; por lo tanto si el emprendedor no se siente cómodo tomando decisiones y afrontando riesgos no es una persona indicada para ser empresario.
  5. Demasiada competencia: no dejarse intimidar por la competencia, ya que puede existir miles de productos o servicios iguales a los de la empresa que se quiere iniciar, pero siempre habrá algo que innove bien sea por la calidad de la empresa, la publicidad, hasta se puede encontrar cualquier otro medio por el cual levantarla, aunque existan varias iguales.
  6. No tener propiedad intelectual: es importante si desea buscar y encontrar inversionistas que registren todo sobre las patentes, marcas y derechos de autor de la empresa, porque por ser novato en los negocios y no tener esto podría tener perdidas grandes. Por lo tanto, posea una ventaja competitiva sobre las empresas grandes y registre todo debidamente.
  7. Un equipo sin experiencia: es recomendable que tenga a tu lado una persona que posea experiencia en los negocios, con el fin de que ayude a conseguir un equipo experimentado, ya que tener un equipo que sepa sobre las operaciones del negocio ayuda al crecimiento y buen funcionamiento de la empresa.
  8. Subestimar los recursos necesarios: es cierto que el dinero es un recurso importante en un negocio y más si es nuevo, pero los contactos con la industria y los canales adecuados de marketing también lo son. Recordando que tener el suficiente capital pero sin saber administrarlo, podría causar grandes perdidas.
  9. No tener suficiente marketing: se debe tener una estrategia efectiva de marketing, ya que sólo las recomendaciones de conocidos y de los conocidos de sus conocidos no es suficiente, esto no hará que su negocio o producto sea exitoso entre otros que tienen más mensajes hacia el usuario en general. Si se tiene una buena estrategia costará tiempo y dinero pero valdrá la pena, ya que si no se tienen clientes no se podrá tener un negocio exitoso.
  10. Darse por vencido muy rápido: en lo último que debe pensar un emprendedor es en darse por vencido, pero muchos fracasan debido a que a la primera falla o problema que se les presenta cierran su negocio, sin antes buscar soluciones factibles o agotar todas las ideas para que funcione.

Si realmente se quiere llegar al éxito hay que agotar todas las posibilidades hasta llegar al triunfo.